11 de Nov de 2019

"Considero que cada vez más se va evolucionando respecto al rol femenino y cargos de alto mando, sin tantas objeciones o cuestionamientos"

María Jesús Peralta es abogada, y su labor profesional ha sido muy diversa. Alternando el ejercicio de su profesión con un interesante paso por la gestión pública, merece ser destacado el ejercicio de los siguientes cargos: Directora de Compras y Contrataciones en el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, Subsecretaria de Hacienda y Administración en la Facultad de Odontología y Hospital Odontológico Universitario de la Universidad de Buenos Aires, Asesora jurídica en la Subsecretaría de Atención Ciudadana del Gobierno de la Ciudad, Asesora Jurídica en la Subsecretaría de Hacienda y Administración del Consejo Superior del Rectorado de la Universidad de Buenos Aires, Subsecretaria de Asuntos Jurídicos en la Universidad Nacional del Oeste, Gerente de la Oficina Regional GenIA del Ministerio de Industria de la Nación precandidata a intendente de la Ciudad de 25 de Mayo, provincia de Buenos Aires por el Frente para la Victoria ligada a la corriente de Florencio Randazzo.



Y fue precisamente en torno a esa precandidatura que comenzamos a dialogar, casi sin preguntas ni prólogos.

Buenas tardes María Jesús, y bienvenida a GEO.

Buenas tardes a todos, y gracias por invitarme.

Nos estabas contando de tu precandidatura para la Intendencia de 25 de Mayo, los obstáculos por los que pasaste.

La verdad es que me choqué con la realidad de la política partidaria, no pudo ser. No basta con tener conocimientos teóricos, experiencia práctica, capacidad de gestión. Creo que teníamos altas chances de ganar la interna, pero no pudo ser, no nos dejaron competir... De todos modos, las ganas no se me han ido, seguramente voy a insistir; hay que esperar para determinar cuál es el tiempo, de hecho, en estos años a la gestión en 25 de Mayo aún le quedan varias asignaturas pendientes: el acompañamiento a las Pymes, la creación de nuevas fuentes de trabajo, la modernización de la gestión municipal, la transparencia del gasto, etc.

Hoy en día se toma con naturalidad a la mujer que desempeña funciones en política, se ha realizado un gran avance en relación a diez años atrás. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

En estas elecciones la ley de cupos se ha respetado a rajatabla. No fue así 2 años atrás. En esa dirección, veo dejos machistas todavía en el Partido Justicialista que tal vez no veo en el Partido Radical. No obstante, considero que cada vez más se va evolucionando respecto al rol femenino y cargos de alto mando, sin tantas objeciones o cuestionamientos, de hecho, por ejemplo, hemos tenido una presidenta mujer y ahora una gobernadora en la provincia de Buenos Aires.

También la diferencia cultural tiene mucho que ver, en especial Buenos Aires, respecto al interior. Cambiando de tema, estuviste involucrada en el Programa GenIA (Nota: Generadora de la Industria Argentina) que este gobierno discontinuó. ¿Qué elementos considerás que, dada esta coyuntura, podrían ser buenos para retomar la propuesta ahora?

A partir de la asunción de este gobierno, las oficinas pasaron a llamarse Casas de la Producción. Una cosa es una política que proteja y acompañe a la industria nacional, y otra una política pública de desindustrialización. ¿Qué se produjo? Cerveza artesanal, y otros proyectos de menor impacto según mi juicio personal… No se acompañaron a las Pymes en este proceso, tampoco al emprendedor. Por el contrario, se potenció el modelo agroexportador.
Creo que hay muchos productos que se están importando y perfectamente se pueden producir en el país. Es verdad, a veces la calidad de lo que viene de afuera es mejor; en ese caso la pregunta que debemos hacernos es: ¿Qué se necesita para mejorar la industria que compite con la industria extranjera?

La semana pasada estuve en Francia y recogí comentarios acerca de la industria francesa, que está jaqueada por lo que producen China e India. Y me comentaban que están pensando en la hiper especialización, algo así como empezar a producir la Ferrari de los quesos, por ejemplo. Y para eso necesitan un ultra nivel en universidades, tecnicaturas especializadas, profesionalización, tecnología.

Ese es un ejemplo de un Estado que acompaña y apoya, bien enfocado en sus objetivos.

Te pongo otro ejemplo de lo que es el Estado que NO acompaña y se pierden inversiones y divisas. En Ushuaia se iba a instalar un hotel de una cadena importante y no pudo, ¿Sabés por qué? Porque no había gas.

Pasó algo similar en 25 de Mayo: los hermanos Germano oriundos de la ciudad, compitieron y ganaron en la categoría camiones el Rally Dakkar Edición Sudamérica. La empresa MAZ, de camiones bielorrusos, vio la oportunidad de instalar su fábrica en 25 de mayo para comercializar sus vehículos en el país. Fueron directivos de la empresa a recorrer el Parque Industrial de la ciudad, pero no pudieron radicarse entre otros motivos, por un tema de energía; algo referido a la cantidad/potencia que necesitaban, que la infraestructura del Parque Industrial no les pudo proveer.

Retomando el tema de GenIA. ¿Ves que ese modelo, esa política pública se puede replicar?

Tengo una reunión mañana con funcionarios que estuvieron en ejercicio en el gobierno anterior en el Ministerio de Industria. La idea es reunirse con representantes de las 24 provincias en la sede del Partido Justicialista para hablar sobre las políticas exitosas de la gestión anterior que se pueden aplicar en el futuro. Y GenIA es una de esas experiencias exitosas. Porque GenIA era una política que consistía en la instalación de oficinas del Ministerio de la Industria en el territorio, donde emprendedores y Pymes acudían a recibir el capital semilla necesario para el start up de cada plan de negocio y capacitaciones. Ojo, no todo era color de rosa, también había casos donde se recibían buenas propuestas y sin embargo no prosperaban.
Las Pymes son responsables del 80% de las fuentes de trabajo en el sector industrial del país.
Por eso hay que reflotar esas políticas públicas de apoyo y acompañamiento.

Y no dejar de lado los avances en modernización, ¿Cuál es tu observación y experiencia al respecto?

Se han dado buenos pasos al respecto con la despapelización del Estado, trámites ágiles, expedientes electrónicos, firmas digitales y electrónicas…
Recuerdo en el año 2007, cuando estuve en la Jefatura de Gabinete de Ministros del Gobierno de la Ciudad; estaba en la cabeza de la gente eso del sello municipal, las antiguas prácticas que significaban gasto en papel. Se desconfiaba de los e-mails, y teníamos que pedir documentación en papel hasta para un vale de combustible… En ese sentido destaco como logro de esta gestión los avances en materia de modernización del sector público.

Has pasado por todos los niveles: el nacional, el provincial, el municipal. ¿Cuál es la diferencia más notoria en políticas públicas entre estos tres?

Yo creo que, a nivel nacional y provincial, los funcionarios se rodean de asesores, de expertos, de especialistas que saben más que ellos. Y las reuniones son muy ricas, se debate, todos se escuchan y se genera un intercambio positivo. La pluralidad de profesionales que intercambian temas enriquece el debate.
En las intendencias creo que los funcionarios no actúan de la misma forma, en muchos casos no escuchan. Por eso los resultados son tan disímiles.

Y de todos esos ámbitos públicos donde te tocó trabajar, ¿Con cuál te sentiste más identificada, con cuál te gustó más trabajar?

(Se toma unos minutos para pensar)
Yo creo que en el lugar donde sentí que se tomaban decisiones eficientes, eficaces fue en la Secretaría de Hacienda del Rectorado de la UBA.
Con la UBA sentí que hacíamos una administración que terminaba impactando en el alumnado. Obras en sanitarios, pasillos, baños para discapacitados que por años se venían postergando se hicieron, porque la administración fue muy buena, tuvo impacto, fueron obras palpables. Y sin ninguna traba política.

Nos habías comentado en la charla previa acerca de tu trabajo en ACUMAR (Nota: Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo), y su contribución e impacto en la comunidad.

Días pasados tuve la suerte de hacer, junto con directivos del ente, un recorrido por el río y pude ver con satisfacción los progresos en las márgenes, que ahora se encuentran limpias. Por supuesto, el agua sigue contaminada, pero el trabajo diario de cooperativistas que limpian con barbijos y guantes se está empezando a notar. Recuerdo mis viajes en tren desde Bolívar a Constitución y ver el río totalmente negro, y la cantidad de basura flotando…
Después tenemos el factor cultural, educativo: la gente que se le muere el perro y en vez de enterrarlo, lo tira al río o la familia a la que se le descompone la heladera y también la tira al río…es necesario fortalecer las políticas en este sentido y generar un cambio en las personas que tiene que ver con la toma de conciencia del cuidado del medio ambiente.

Estamos por terminar un período presidencial. ¿Cuáles son los logros que podés destacar de esta gestión?

Creo que haber seguido la senda de la modernización del Estado y de la transparencia en muchos de los procedimientos. Los indicadores de gestión, el INDEC… creo que es todo más transparente.

Vamos terminando el reportaje, y viene la pregunta GEO: Si fueras presidenta por un día y tuvieras que tomar una sola medida, que tenga impacto y logro garantizado. ¿Cuál sería?

Qué difícil la pregunta… Yo juntaría dos medidas que tuvieran que ver con la educación y la industria. Rediseñaría las currículas de las carreras universitarias orientándolas para el día que el graduado tenga el título en la mano, y que pueda volcarlo directamente a la actividad productiva. El país debe producir más. Necesitamos hacer foco en esos temas para salir adelante como país.

María Jesús, gracias por acercarte a GEO.

A ustedes por la invitación.


Responsable General: José Lezama Altuna

Edición: Pablo Miranda

Coordinación y organización general: Viviana Noir

Etiquetas

Material adjunto


Lanzamiento CAB!

Cursos Abiertos 2019