Monitor Económico – Mayo 2018
El presente documento expone, a partir de la recopilación de datos en fuentes públicas, el estadio vigente de indicadores económicos sensibles.

Estos indicadores se han agrupado en las siguientes dimensiones:

– Mercado de trabajo
– Evolución de indicadores de precios
– Análisis de ingresos
– Análisis de crecimiento: PBI
– Divisas y otros activos
– Otros indicadores relevantes: tasas, reservas y saldo comercial

Estas dimensiones irán mutando y las mismas se actualizarán regularmente a partir de la disponibilidad de información de las fuentes públicas utilizadas. La información recopilada permite un diagnóstico sobre el estado de salud de la economía a saber:

– Variaciones positivas poco significativas en el mercado de trabajo. Los niveles vigentes son similares a los observados un año atrás.
– Sostenida aceleración de índice de precios al consumidor y de precios al por mayor. Se acentúa el proceso inflacionario en torno al 25% interanual.
– Crecimiento de ingresos mínimos por debajo de la evolución de precios al consumidor y de precios al por mayor, lo cual indicaría extrapolando ello al resto de la economía, una pérdida real del poder adquisitivo de los salarios.
– Aumento del PBI por encima de la inflación: 31% interanual. Sin embargo, ello no explica mejora real en la distribución de ingresos. Se debe profundizar el análisis dado que resulta altamente probable un escenario de fuerte concentración de riqueza en sectores de mayores ingresos, aunque también es cierto que se puede observar una mejora en el índice de Gini poco significativa pero mejora al fin.
– Aceleración de proceso devaluatorio de la moneda como consecuencia de la fuerte apreciación de dólar y el euro respecto del peso argentino.
– Incremento más que significativo de las tasas de interés de corto plazo (+ de 50% interanual).
– Fuerte caída del nivel de reservas. Entre enero y mayo de 2018 se redujeron en más de 10.000 millones de U$S, pasando de 62.000 millones de U$S a 50.098 millones de U$S.
– Se profundiza el resultado negativo de la balanza comercial: incremento de más del 23% del déficit comercial interanual.

VER DOCUMENTO