Responsabilidad social empresaria

La responsabilidad social empresaria (RSE), constituye, en su significado profundo, un atributo cultural que se instala en una organización, que la induce a consolidar procesos de gestión que sean beneficiosos para quienes trabajan en ella, sus clientes, el medio ambiente y la comunidad en general.

Por lo tanto, se trata de un concepto que irrumpe en la jerarquía de valores que sustentan la misión y la visión de la organización, priorizando aquellos que apuntan a contribuir activa y voluntariamente al mejoramiento social del medio en el que actúa, con el resultado implícito de mejorar su situación competitiva, su capacidad de agregar valor y su reputación.

También llamada Responsabilidad Social Corporativa, la RSE se apoya en un constante direccionamiento del desempeño de las organizaciones hacia un orden jerárquico de preferencias basado en la llamada triple línea de resultados: las personas, el planeta, los resultados.

El objetivo final de la responsabilidad social empresaria es que el impacto positivo que causan sus prácticas en la sociedad se traduzca en una mayor competitividad y sostenibilidad para quienes la adoptan, y ello se focaliza en tres grandes líneas de acción: el cuidado al medio ambiente, las condiciones laborales de los trabajadores y el apoyo a las causas humanitarias.

Más información acerca de este tema
Ver documento