24 de marzo, 2021
Día de la memoria, por la verdad y justicia
En el día de hoy conmemoramos el día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia. Pero, ¿qué implica ello a 45 años de aquel trágico 24 de marzo de 1976?
Compartir en:

Por Javier Muñoz

En el día de hoy conmemoramos el día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia. Pero, ¿qué implica ello a 45 años de aquel trágico 24 de marzo de 1976?.¿Qué representa aquella frase para las nuevas generaciones o se trata sólo de un Feriado más?

Para todos aquellos que hemos vivido aquel momento oscuro de la Historia Argentina, seguramente nos trae a la mente situaciones vividas que quisiéramos que jamás vuelvan a repetirse, ya sea por experiencias personales o por hechos que sucedieron a nuestro alrededor y de los cuales teníamos en aquel momento alguna idea vaga, pero que luego, con el paso del tiempo y el conocimiento adquirido a partir del proceso de investigación que se produjo con el regreso a la Democracia, con la consiguiente política de Estado de investigación y juicio a quienes desde el Estado fueron responsables de esas atrocidades, aun cuando el análisis quedara limitado a lo más importante: la pérdida de vidas humanas.

Pero entonces, ¿podríamos pensar que ese momento histórico ha terminado y, por lo tanto, sólo ser un mal recuerdo para quienes lo vivieron o un hecho histórico más para las nuevas generaciones?. 

La conmemoración de esta fecha es mucho más que el simple recuerdo de un momento histórico. Los motivos que llevaron a un grupo de jóvenes, quizás idealistas si los analizamos en retrospectiva, pero seguramente no faltos de causas en la sociedad que deseaban modificar, siguen en muchos casos vigentes. Los reclamos de Justicia e Igualdad de aquel momento podrían traducirse hoy por el reclamo de Justicia independiente e Igualdad de oportunidades  de la sociedad actual, marcada en particular por una cada vez más importante separación entre clases, agigantada a su vez en este último año por la pandemia y los efectos del aislamiento en la educación, la economía, desigualdad creciente, y la forma de vida en general.

La Historia nos enseña que las grandes crisis muchas veces han sido motivadoras de las grandes catástrofes de la Humanidad.

Entonces, en la situación actual, recordar el pasado nos debe servir como aprendizaje que, recordando el prólogo del Informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas, “ .. únicamente la democracia es capaz de preservar a un pueblo de semejante horror, que sólo ella puede mantener y salvar los sagrados y esenciales derechos de la criatura humana. Únicamente asi podremos estar seguros de que NUNCA MÁS en nuestra patria se repetirán hechos que nos han hecho trágicamente famosos en el mundo civilizado”.

 

 

¡Contactanos!